Imagen

Las viñetas de José Luis Cortés

Genio y gran teólogo para unos, vergüenza y escándalo para otros... Lo cierto es que José Luis Cortés no deja indiferente a nadie con sus dibujos. Los diseños son claros, bonitos, límpios... sus guiones, contundentes, no se anda por las ramas, centrado en el diálogo gente de a pie - iglesia. Para acercarte a sus viñetas, debes tener: primero, capacidad de autocrítica y segundo, sentido del humor. Posiblemente si te faltan alguno de estos requisitos, o los dos, no puedas llegar a entender su trabajo, pero... compruébalo tú mismo.

Cada semana, presenta una nueva viñeta en periodistadigital.com y además hace una presentación de sí mismo y de su obra:

"Nací en Málaga, y tenía 17 años cuando comenzó el Concilio Vaticano II. Mis estudios con la Congregación Salesiana me llevaron primero a Puerto Rico, luego a la República Dominicana y, finalmente, a Italia. Sin embargo, la ordenación sacerdotal la recibí como sacerdote secular, y durante unos años ejercí el ministerio en la parroquia de San Atanasio, en el barrio de Tetuán, de Madrid.
En 1981 empecé a trabajar en un gran grupo editorial, en el que desarrollé distintas responsabilidades, y con el cual también tuve ocasión de trabajar con una compañía francesa y, más tarde, durante seis años, viviendo en Italia. En este grupo me acabo de jubilar, el 17 de octubre.
Mis primeros dibujos se publicaron en la revista “Vida Nueva” en 1975, y de 1976 data mi primer libro de cómics, “¡Qué bueno que viniste!”, al que han seguido otros cuantos hasta el último, “Pablo, el de los pueblos”." (Tomado de periodistadigital.com).

Sus libros han sido recogidos en la colección Biblioteca Cortés de la editorial PPC

  • ¡Qué bueno que viniste!
  • Un Señor como Dios manda
  • El Señor de los amigos
  • Teresa, la de Jesús
  • Francisco el Buenagente
  • Un Dios llamado Abba
  • Dios y su gente
  • Agustín, el del corazón inquieto
  • Pablo el de los pueblos

Información adicional